¿Quieres cambiar tu vida, pero no sabes por donde empezar? lee esto

¿Quieres cambiar tu vida, pero no sabes por donde empezar? lee esto

¡Todos respiramos, pero no todos vivimos!

La mayoría de personas solo respiran y se dedican a sobrevivir, su existencia está determinada por los paradigmas establecidos por la sociedad en la que están inmersos.

Han seguido al pie de la letra el guión que les dieron, han vivido siempre como les han dicho que se debe vivír, han comprado esa idea que les vendieron de hacer lo que hace el resto, porque eso es lo correcto y así debe ser:

 

el guión que nos dieron

 

 

    • Hay que ir al colegio para aprender
    • Hay que ir a la universidad para tener una “buena” educación y conseguir un “buen” empleo en una “buena” empresa.
    • Hay que esforzarse para ganar un buen salario.
    • Hay que cumplir con un horario
    • Hay que conseguir pareja y formar una bonita familia
    • Hay que comprar más, entre más tengas mejor
    • Hay que trabajar un año para tener 15 días libres
    • Hay que esperar que te jubiles para poder disfrutar de tu tiempo, tu dinero, tus seres

              queridos y de tus hobbies.

 

¿De verdad eso es la vida? ¿eso es lo normal? ¿así es como debe ser?

 

Es una de las mentiras más grandes que nos han hecho creer.

 

¿Cuántas vidas se han desperdiciado en este sistema? ¿Cuántos sueños se han frustrado?

¿Cuantos genios hay esclavizados en fábricas?

¿Cuanta infelicidad guardan en silencio millones de personas al no ser lo que quieren ser?

Al verse sometidas consciente o inconscientemente ante todo este sin sentido común.

Solo los que lograron y logran hacerse conscientes de lo que es la vida en realidad, rompen con esos paradigmas y esos guiones absurdos, solo esas personas logran diseñar su propio camino, logran vivir como quieren vivir, ser como quieren ser y hacer lo que quieren hacer.

Ahora, ya sé que esto suena muy bonito y hasta utópico, se dice con mucha facilidad, pero en la practica es tremendamente difícil de lograr, hace falta mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucha claridad en el plan de acción, mucha rebeldía, mucho inconformismo, mucha valentía y en gran parte se puede resumir diciendo que hace falta un Mindset muy bien trabajado.

 

La Mentalidad

 

Este punto de la mentalidad es muy extenso y un universo entero de ramificaciones y/o caminos, que más que caminos a veces resultan ser laberintos.

Esta es la base que debes armar sólidamente, si de verdad deseas vivir a tu manera y bajo tus propias reglas, sin depender de esa maquinaria social que nos envuelve y de la cual solo unos pocos logran escapar.

nota: cabe aclarar que nadie puede hacerse 100% independiente de la dinámica social y los sistemas trazados, salvo que te vayas a vivír como ermitaño en una montaña y hacerte 100% autosuficiente, lo cual sería un extremo perjudicial que generaría más desequilibrio que tranquilidad.

El aspecto fundamental y básico es:

 

“despertar”

 

Cuando digo despertar, me refiero a esa acción necesaria de hacerte consciente de aquello que ocurre en tu mundo externo e interno:

 

1. el mundo que ven tus ojos.

 

  • Cómo te afectan directa e indirectamente las decisiones que toman los políticos de tu país.
  • Como está diseñado el sistema laboral/social/económico y educativo del mundo entero, en especial del lugar donde vives.
  • Para que sirve eso que todos persiguen: Dinero y para que lo estás persiguiendo tu también.
  • El sentido real que tiene desatar una guerra o firmar un acuerdo de paz.
  • Como el ser humano busca vida en otros planetas mientras destruye el que habita
  • Como somos el único animal que mata por placer y además se jacta de ello, rindiendo honores a quien tiene un arma y un uniforme, ya que en definitiva: el hombre mata al hombre en nombre de una bandera.

 

2.  el mundo que hay bajo tu piel:

 

    • Observar atentamente tus pensamientos y conocerlos.
    • Saber a la perfección cuales son tus creencias y como actúan sobre tus pensamientos y tus acciones.
    • Darte cuenta que eres una “máquina perfecta” que tu cuerpo es un templo que debes cuidar, potenciar y usar de la mejor manera, ya que es el intermediario entre tu mundo externo e interno.
    • Entender la importancia de alimentar tu espíritu, rodeándote de personas, lugares, situaciones y estímulos que te hagan vibrar en la frecuencia que tú quieres hacerlo.

Ahora que está claro que es despertar, cabe mencionar que no siempre hemos estado “despiertos” y que muchos aún siguen sin “despertar”

No estar “despierto” es básicamente vivir en “piloto automático” vivír una vida de autómata,

En la que aparentemente tienes todo bajo control, menos tu vida.

En la que eres dueño de algunas cosas materiales, menos de tu propio tiempo.

En la que haces lo que tu jefe quiere, menos lo que tu quieres.

En la que obedeces lo que impone el resto, pero no te obedeces a ti mismo.

 

Ahora dime si te suena esto:

 

Basado en hechos reales

 

La alarma del móvil suena varias veces hasta que te levantas de la cama, con más desgana que otra cosa, es lunes y el reloj marca las 6:30am, lo miras entre dormido y te das cuenta que vas a llegar tarde al trabajo. Inmediatamente piensas que tu jefe te va a regañar, te organizas lo más rápido que puedes y sales con el estrés en su punto máximo.

Llegas al trabajo y efectivamente te cruzas con tu jefe que te mira con mala cara, pero no te dice nada, rápidamente vas a tu puesto y te pones a cumplir con tus funciones, haces esa labor que no te emociona mucho,

En ese empleo que no te emociona mucho, con esos compañeros que tampoco te emocionan mucho y mientras vas haciendo tus funciones miras y miras el reloj esperando que pase rápido el tiempo para irte y que llegue rápido otra vez el fin de semana.

¿Te suena?

¿Has estado en esa situación?

o ¿estás en esa situación actualmente?

 

Yo estuve ahí por varios años y solo sé que:

¡Eso no es vida!

 

El desaprovechamiento 

 

Paradojicamente la mayoría de las personas pasan así durante toda su vida, se sienten insatisfechas, desaprovechadas, aburridas, tristes e infelices.

Esas personas creen saber la causa de esa sensación y culpan a su jefe, a su trabajo, a la vida que les tocó y a un largo etc, pero esas personas no se han dado cuenta que inconscientemente son ellas quienes deciden vivir así.

Prefieren hacer lo que se pueda, asumen que “es lo que toca” y que “no hay de otra” es lo que les han ofrecido y donde les han contratado, saben que ese empleo es un desaprovechamiento de sus virtudes y talentos, pero se dicen a si mismos: “por lo menos hay trabajo”

Estas personas son las mismas que si han crecido en una familia disfuncional,  piensan que: “familia es familia”

Son esas personas que están con una pareja que ya no aman o incluso que ya no soportan, pero “es que son muchos años y todas las parejas pasan por crisis”

O que tienen amistades que no aportan nada positivo, pero, “son conocidos desde hace mucho tiempo” dicen.

 

El conformismo en su máxima expresión. ¡Peor que el cáncer!

 

Como no están para nada conformes con su realidad, esperan con ansias el fin de semana para tomarse los “traguitos” y pasar bueno, incluso algunos necesitan alguna sustancia más; otros prefieren desconectarse y escapar de la ciudad a un lugar tranquilo, respirar aire puro, oxigenar la mente y pasar un buen rato.

Elijan lo que elijan todos tienen algo en común y es que en realidad, no están buscando “pasar bueno” como dicen, están queriendo olvidar por un rato la vida tan carente de sentido y de propósito que tienen, si, así como suena. Puro y duro.

En el fondo saben muy bien que están desperdiciando su vida, que están desperdiciando el tiempo, que esa serie, esa novela, ese noticiero y tanta intoxicación con entretenimiento no les produce nada constructivo para cambiar la vida que tienen.

Muchas de estas personas ni siquiera se han cuenta que es posible cambiar esa vida y que depende solamente de ellos.

Siguen “dormidas” siguen conformes, siguen sufriendo, siguen sin saber por qué, siguen en crisis, siguen siendo tremendamente infelices, aunque presuman lo contrario en redes sociales y ante los demás, siguen sintiéndose vacías aunque tengan muchas posesiones y siguen sin saber por qué.

 

¿Lo adivinas?

 

Exacto…¡Porque siguen dormidas!

 

Estar “despierto” lo cambia todo.

 

Eres más lucido, ves con mayor claridad, todo toma sentido, todo se conecta de manera natural, se disipa la niebla que había antes, se pueden ver caminos alternativos que antes ni siquiera sabías que existían, ahora tienes mas información que te permite saber como conseguir eso que siempre has querido.

Estar “despierto” es estar vivo y no solo respirando.

Pero, como todo tiene su contrapunto y su parte no tan satisfactoria, esta no es la excepción, ya que cuando te despiertas y te haces consciente de tus dos mundos, empiezas a ver que las cosas no son del color de rosa que te vendieron y saber tantas verdades a veces se hace doloroso y una carga algo pesada de sobrellevar en ciertos tramos.

Y ni hablar del camino hacia ese “despertar” que la mayoría de veces resulta doloroso de atravesar, porque justamente al descubrir tu mundo interno vas a encontrarte con sombras y partes oscuras que yacen dentro de ti, y nunca habías visto por estar mirando siempre hacia lo externo…

 

Conclusión

 

Vale totalmente la pena atravesar cada sombra, porque tras ello te vas a ir encontrando con partes luminosas de tu ser que brillan y que antes ni siquiera sabías que estaban dentro de ti.

Cabe mencionar que existen diferentes niveles de consciencia, lo que yo llamo “profundidades” e ir avanzando en cada uno de ellas te permite entender y experimentar realmente tu condición como ser humanolejos del ego, la vanidad, el miedo y todas esas máscaras que solemos mostrar ante lo demás como mecanismo de defensa.

Además te permite encontrar sentido a tu propia existencia. Lo más vital, urgente y trascendental, pero que no todos se atreven a afrontar.

¡Wake Up!

Share on:

¿Quieres Ser el primero en enterarte de lo nuevo y hacer parte de los proyectos “brutales” que estamos tramando?

    No Comments

    Post A Comment