Querer VS. Estar Dispuesto

Querer VS. Estar Dispuesto

¿Tienes un sueño que no te deja dormír

¿Deseas algo con todas tus fuerzas desde hace bastante tiempo, pero aún no has podido conseguirlo y sientes un ardor bajo el pecho que no se va y no se irá hasta que lo logres?

Hoy te voy a contar algo que me costó bastante tiempo descifrar, pero que cuando lo hice, la forma como veo mis sueños cambió radicalmente y puedo decír que ha marcado un antes y un después en mi vida.

Quiero compartirlo porque merece totalmente la pena y te va a sacar de ese lugar en el que estás atrapado, si! ese lugar bónito, comodo, seguro e ilusiorio en el que te han dicho siempre que “soñar no cuesta nada” que “los sueños son lo más lindo que tiene el ser humano” y que “si lo sueñas lo puedes”

Si de verdad tienes un sueño que no te deja dormír y algo que anhelas con todas tus fuerzas, quédate hasta el final del post porque cuando termines de leerlo sabrás como dejar de esperar por ese momento perfecto y conseguirlo de una vez por todas.

¿Ya encontraste tu propósito?

Sin duda alguna, lo primero que debes hacer cuánto antes es descubrirte y descubrir que haces en este planeta

¿A que viniste? ¿Cual es el legado que vas a dejar cuando el viaje acabe? 

Porque si no sabes a donde vas, terminarás en cualquier parte, por eso lo primero es saber que quieres y además saber si de verdad sirves para eso (esto último es lo más difícil de afrontar)

No es lo mismo Amar cantar que poder cantar. Lo primero depende de la pasión, lo segundo del talento… Más de esto en el taller de Propósito.

Vale, si ya hiciste este proceso previo y ya sabes hacia donde vas…ahora si entramos en el tema de hoy directamente:

(si no lo has hecho te recomiendo que antes de aplicar este post pases por el taller y te encuentres realmente con tu versión más autentica, equilibrada y en propósito, de lo contrario podrías gastar energía, esfuerzo, tiempo, recursos y vida en un camino que no es el tuyo)

¡NO basta!

Una vez que sabes lo quieres, no basta con quererlo, no basta con tener un listado de deseos o de cosas por lograr, no basta ni siquiera con tener realmente la intencionalidad de hacerlo, no basta tampoco con trazar un plan de acción, no basta con iniciar a hacerlo y tampoco basta con hacerlo para ver como resulta.

Conclusión: ¡No basta!

La mayoría de personas tenemos un listado de deseos, pero no de convicciones y la verdad es que hay un abismo enorme de diferencia entre ambas cosas.

¿Deseas algo con todas tus fuerzas, tienes la intencionalidad de hacerlo y todas las ganas?

Pero, ¿lo has ido dejando de lado, aplazándolo y aplazándolo, evitándolo una y otra vez, hasta que al final terminas por no hacerlo y si lo haces, lo haces a medias o lo abandonas en algún punto?

¿Te ha pasado, te pasa actualmente?

Lee atentamente esto que te voy a decír…

Tu problema es que quieres con todas las fuerzas, pero no estás dispuesto con todas tus fuerzas.

Estar dispuesto

Estar dispuesto es tener la convicción de ir por todo, ir por eso que tanto deseas, cueste lo que cueste, valga lo que valga, duela lo que duela y se oponga quien se oponga.

Es estar dispuesto a dejarte la piel, es estar dispuesto a romperte en pedacitos si hace falta, es estar dispuesto a ir contra viento y marea de ser necesario, es estar dispuesto a perder, a soportar, a resistir, a insistir, a dar el 110% de ti para lograr ese sueño, esa meta, para lograr tu propósito.

Por eso te voy a decir esto sin rodeos y directamente:

¡si no Aprendes a vivír en conflicto mejor ni lo intentes!

Todo lo que de verdad vale la pena tiene un costo alto

Si no estás dispuesto a aguantar los obstáculos del camino, a soportar las criticas, las traiciones, las derrotas, los dolores, los momentos de soledad, de incomprensión, de rechazo y de repudio que vas a recibir por parte de aquellos que al verte ir decididamente por tu sueño, se van a sentir derrotados, humillados y golpeados en su ego porque tu lo estás haciendo y ellos no.

Si no eres capaz de dominar esas situaciones, entonces parcer@ te recomiendo que primero te prepares muy bien mental y emocionalmente antes de ir a esa batalla.

Puede parecer exagerado lo que estoy contando, pero te aseguro que no lo es, esto es muy importante saberlo porque nadie te lo cuenta, todos te hablan de: “sigue tu pasión” “lucha x tus sueños”  etc, etc. Solo son consejtos bonitos, pero superficiales, carentes de conocimiento, profundidad y realidad. Así no funciona esto.

Tienes que saber antes de arrancar que te vas a encontrar con miles de impedimentos, dudas, limitantes, ataques, burlas, repudios y más, en el camino que tu elegiste por cuenta propia y que la mayoría de esos obstáculos no serán externos, no serán por parte de otras personas, sino que serán tuyos.

¡El limite No es el cielo, el limite eres tú!

Si, serás tú, tu mayor impedimento, tu mayor obstáculo, tu mayor freno y tu mayor limite.

Por eso insisto en que debes conocer el precio que debes pagar por llegar a donde quieres llegar, en conocerte a ti mismo antes de salir a conocer el mundo, en reconocer tus limitantes y trabajar sobre ellos para estar dispuesto a atravesar todo lo que haga falta con tal de lograr eso que te debes a ti mismo.

Porque no sé como lo veas tú, pero yo veo mis sueños y mis propósitos como una deuda, una deuda con el universo y una deuda conmigo mismo y si o si debo saldarla cuanto antes, no pienso llegar a los últimos días de mi vida, mirar atrás y arrepentirme por lo que no hice.

¿El trabajo duro o el arrepentimiento?

El arrepentimiento es el dolor más grande que puede sentir un ser humano, no lo supera ningún dolor físico y la verdad es que prefiero sentir el dolor del esfuerzo, del trabajo duro y de lo no tan bueno en ese camino hacia lo que quiero.

Este segundo tipo de dolor no se compara con el primero y creeme cuando te digo que todo ser humano que pisa este planeta va a estar enfrentado en algún momento de su vida a alguno de los dos, tu decides a cual enfrentarte, si al trabajo duro o al arrepentimiento.

No seas uno de esos “Soñadores sin Alma”

Si de verdad quieres tener éxito en lo que te propones es fundamental que aprendas a vivir en conflicto, que te fortalezcas mentalmente, Porque es curioso ver como la mayoría de las personas:

Quiere ganar, pero no sudar

Quiere el titulo, pero no estudiar

Quiere plata, pero no trabajar

Quiere éxito, pero no sabe el valor del fracaso.

Quiere la vida de sus sueños, pero no está dispuesto a perder la que tiene ahora.

¡Parce! la incongruencia en estado puro.

Son esas personas que creen que la vida es como un app del móvil en la que presionan un botón y al momentico tienen lo que pidieron en la puerta de la casa, pero así no funciona esto.

La facilidad, la tibieza y la ley del menor esfuerzo a muchos les tiene sumidos en la mediocridad y en la derrota, son la comodidad en todo sentido…pero eso si:

Sueñan en grande, piensan en grande, desean en grande y todo eso que les dijeron, pero nadie les dijo:

Trabaja en grande, hazlo en grande, esfuérzate en grande ¿? aaa no no, verdad que eso no vende y no suena tan bónito, por eso ningún gurú, ni motivador de turno lo dice…

Pero, es necesario que lo sepas.

Conclusión (Te la dejo a tí)

Te pregunto:

¿Tus sueños son más grandes que tus excusas?

¿Tu propósito de vida pesa más que las piedras que te encontrarás en el camino?

¿Estás dispuesto a sacrificar lo que tienes para conseguir lo quieres?

Si es así felicidades, no lo pienses ni un minuto más, sal y cómete el mundo

¡Tu juego, tu cancha, tus reglas! ¡Por todo!

¿Quieres Ser el primero en enterarte de lo nuevo y hacer parte de los proyectos “brutales” que estamos tramando?

    No Comments

    Post A Comment