El ser humano es un soñador por naturaleza, siempre ha tenido entre sus más grandes cualidades, esa de poder imaginar el futuro, de poder dibujarlo a su antojo con total libertad sin importar demasiado si eso que imagina es posible o no, realmente no interesa tanto, ya que eso es...