Te arrepentirás de lo que No Hagas

Te arrepentirás de lo que No Hagas

Que triste llegar al final de tus días y ver como desperdiciaste lo único que tenías, ver que viviste distraído en opiniones ajenas, en estupideces, en entretenimiento banal y vacío, en consumismos absurdos y en superficialidades que no te dejaron nada provechoso.

Ver que desperdiciaste tus dones, que no compartiste mas tiempo con tus seres queridos, que no hiciste todo lo que hubieses podido, que no fuiste fiel a ti mismo, que no te viviste tu propósito y con ello podrías haber ayudado a un montón de personas impactándolos positivamente.

los 5 Mayores arrepentimientos antes de morír

Hace varios se realizó un estudio en un hospital, en el cual se le preguntó a varios pacientes terminales, a los cuales les quedaba poco tiempo:

¿Que cambiarían de su vida si pudieran?

¿De que se arrepentían?

Este estudio fue realizado por Bronnie Ware, una enfermera australiana que trabajó durante varios años en un hospital atendiendo a pacientes en su ultima etapa de vida.

A raíz de aquella experiencia Bronnie publicó un libro en el cual se relata lo acontecido.

Al analizar las respuestas de los pacientes Bronnie encontró que habían patrones muy marcados en las respuestas de la mayoría, muchos coincidían y ante ello la autora identificó:

Los 5 arrepentimientos más comunes:

1. “Ojalá hubiese tenido el coraje de vivír una vida auténtica y fiel a mis propios deseos y expectativas y no hacer lo que otros esperaban de mi”

2  “Hubiese querido no haber trabajado tan duro”

3  “Me hubiese gustado haber tenido el coraje de expresar mis sentimientos”

4  “Me hubiese gustado estar más en contacto con mis amigos y seres queridos”

5  Me hubiese gustado haber sido más felíz”

Arrepentimiento = Dolor

¡El dolor más grande que puede sentír cualquier ser humano es el arrepentimiento!

Pueden haber otros dolores externos e internos que nos hagan sufrir muchísimo, pero el arrepentimiento es el peor y el más cruel de todos, ya que no se puede sanar.

Simplemente no se puede devolver el tiempo a ese momento puntual, donde no hiciste lo que sabes que debiste haber hecho, donde no diste todo lo que podrías haber dado, donde no amaste como sabes que podrías haber amado y en general donde no viviste como te gustaría haber vivido.

Tipos de Arrepentimiento

Existen básicamente dos tipos de arrepentimiento:

Por acción:

Es lamentarse de lo que se hizo, ya que trajo consecuencias negativas, afectando a otras personas y a si mismo.

Este tipo de arrepentimiento contrario a lo que muchos creen no es tan grave (salvo casos extremos) ya que toda experiencia negativa suma en grande.

Cuando más se sufre, se erra y se equivoca el camino, más se aprende y más se crece como persona. 

Cuando más te rompes más trasciendes, más antifragil te haces y más fuerte te haces.

Todo error/fracaso es un acierto a largo plazo.

Fallar te hace mejor así parezca contradictorio y así no lo notes.

Arrepentirte por aquello que hiciste, no debe suponer mayor problema y no debe traer drama a tu presente, sencillamente no tiene sentido que te atormentes por algo que no puedes cambiar y que creas o no, te hizo mejor porque no cometerás el mismo error y no tropezarás de nuevo con la misma piedra.

por omisión:

Es arrepentirte por aquello que No hiciste, pero que sabes que pudiste haber hecho.

Debo decirte que este si es grave por dos simples y sencillas razones:

1 Dejaste pasar una oportunidad que quizá no se te vuelva a presentar en tu vida.

2 No aprendiste nada de aquella experiencia porque independientemente de lo bueno o malo que resultase, renunciaste la enseñanza al no actuar.

Además a diferencia de la primera (acción) esta te atormentará mucho más, ya que en tu cabeza estará dando vueltas ese pensamiento de “y si hubiera…” o “que habría pasado si…”

Esa duda que quedó sembrada en tu mente no se va, siempre está golpeando como un martillo en tu cabeza que no para de hacer daño, a no ser que te perdones, te hagas consciente y aceptes que el pasado ya se fue y nunca va a volver.

Solo tienes el presente y con ello debes intentar recomponer el camino y hacerlo de una vez por todas.

Pero, si por el contrario es una situación completamente irreversible y no hay nada que puedas hacer ya, tienes solo dos opciones:

  • Te sigues atormentando y flagelando el resto de tu vida.
  • Aceptas el error que cometiste, te perdonas definitivamente y te centras en lo único que realmente existe: el ahora.

Te arrepentirás de lo que no hagas

Volviendo nuevamente al estudio de Bronnie Ware y los cinco arrepentimientos más comunes en sus pacientes, vemos que de los cinco, cuatros son por omisión (1,3,4 y 5) y solo uno es por acción (2)

Es decír, que las personas en realidad, no se arrepienten de lo que hicieron, sino de lo que dejaron de hacer.

Queda demostrado lo que te mencionaba al principio: lo más grave y tormentoso es arrepentirse por lo que no se hizo, eso si que duele, eso si que no sana.

Esto que te cuento, si lo lees a la ligera perdería importancia, esto es para detenerse un momento y reflexionar a fondo, porque la profundidad que tiene este tema es BRUTAL!.

Estamos hablando de vidas que se desperdiciaron y se siguen desperdiciando a cada momento,

Estamos hablando de personas que respiraron, pero no vivieron en realidad como hubiesen querido.

No experimentaron una existencia lucida, profunda, libre y con sentido al no haber hecho y no haber sido lo que pudieron en realidad.

Un Viaje Corto

Este tema deja en evidencia lo importante que es conscientizarnos de lo efímero, corto y fugaz que es este paseo que llaman vida, de la importancia que tiene el tiempo y de lo fundamental que es usarlo en acciones que realmente te muevan por dentro, que realmente te emocionen, te hagan vibrar y te hagan sentir vivo.

No hay nada mas vital, importante y urgente que entender esto, el resto es tontería, el resto es un engaño y una farsa para que sigas al rebaño y abandones lo único que tienes realmente:

a ti mismo.

¿De que sirve agradar a los demás, de que sirve darle gusto a todo el mundo, menos a ti mismo, de que sirve seguir a ciegas las reglas generales que una minoría diseñó para conveniencia propia?

CONCLUSIÓN

¡Que triste en serio!

Llegar al final de tus días y ver como desperdiciaste lo único que tenías, ver que viviste distraído en opiniones ajenas, en estupideces, en entretenimiento banal y vacío, en consumismos absurdos y en superficialidades que no te dejaron nada provechoso.

Ver que desperdiciaste tus dones, que no compartiste mas tiempo con tus seres queridos, que no hiciste todo lo que hubieses podido, que no fuiste fiel a ti mismo, que no te viviste tu propósito y con ello podrías haber ayudado a un montón de personas impactandolas positivamente.

¡Que triste en serio!

Llegar al final de tus días y darte cuenta que fuiste un cobarde que nunca se atrevió a ser quien era realmente, que se escondió y se mantuvo siempre a salvo por puro y físico miedo.

¡Que triste en serio!

Llegar al final del camino y verse al borde de ese precipicio que muchos llaman arrepentimiento.

¡Procura que no te pase!

¿Quieres Ser el primero en enterarte de lo nuevo y hacer parte de los proyectos “brutales” que estamos tramando?

    No Comments

    Post A Comment